Busco en mi trabajo sencillez y elegancia. No uso mucha decoración en la maquetación de mis álbumes para que el centro de atención sean, precisamente, ustedes. Los álbumes solo tienen una dedicatoria en la portada y la contraportada, el resto de los lienzos es totalmente libre de decoraciones, montajes y pinceles bajados de internet. Procuro que mi trabajo sea lo más natural posible.

Personalmente me gusta ofrecer solo dos tamaños de álbumes fijos; un álbum 30x30 cms y uno 20x20 cms. Ambos tienen un tamaño ideal para bibliotecas, mesas de centro o cualquier otro lugar donde quieran exhibirlo. Manejo dos estilos de hojas internas para la elaboración de los álbumes, pero cada álbum es personalizado al gusto de mis clientes.

El primer tipo es para aquellos a quienes les gusta la fotografía narrativa como si de un libro se tratase, en donde a través de fotografías se realiza un reportaje sobre el evento, capturando cada detalle y expresión. Este tipo requiere un libro con muchas hojas, pero un tipo de gramaje delgado para que sea ligero.

El otro tipo es para aquellos que prefieren un trabajo más concreto, en el que solo se buscan las mejores tomas y con ellas se teje una percepción pequeña pero precisa del evento. Este tipo de álbum se elabora con un gramaje mas grueso y consta de máximo 25 hojas.